Lanzarote, 10 de septiembre de 2013

“La Fiesta de Los Dolores es una obra humana construida sobre cimientos humanos, por eso es eterna”

Chana Perera durante la entrevista. Cabildo de Lanzarote. Luis M. Coloma

Chana Perera, como pide que se la nombre porque es así como la conoce todo el mundo, era consejera de Educación y Cultura del Cabildo en 1988. Estaba en el lugar, era el momento, y ella tuvo la valentía y determinación de dar el primer paso de un camino que ahora cumple 25 años. Un camino que cambió muchas cosas en la vida de Lanzarote…

PRENSA / Cabildo de Lanzarote

“En aquel momento, con la industria turística en alza, –explica Perera- la artesanía estaba muy de capa caída. Necesitaba un estímulo, una puesta en valor. Ése era el cometido principal de la Feria y lo consiguió. No sólo le devolvió el esplendor menoscabado, sino que le otorgó un prestigio por otra parte merecido. Además, potenció convirtiendo en festividad multitudinaria una tradición como la romería de Los Dolores que tampoco vivía sus mejores días”. “Con el inicio de este impulso además, -añade- se recuperó y extendió también la costumbre de ir a la romería con la vestimenta tradicional lanzaroteña, hasta entonces algo muy puntual y poco común. Aquel primer año ganó también el carácter multitudinario que luego ha ido creciendo”.

Mira hacia atrás la ex presidenta y recuerda especialmente la primera Feria Insular de Artesanía… “Es que tenía todos los ingredientes para ser inolvidable. Había en la Institución cierto miedo o tal vez un excesivo respeto a afrontar la organización de un evento de ese calado, que nunca se había hecho antes. Empezamos nosotros mismos. No buscamos asesoramiento ni nos basamos en las ferias que había en Gran Canaria, Tenerife y La Palma. Trabajamos de sol a sol. Aquello fue durísimo… El tiempo se venía encima y surgían problemas de toda índole a cada momento. Recuerdo ver a trabajadores llorando como niños, desesperados... Afortunadamente, todo salió muy bien, por eso mi principal agradecimiento va dirigido a estos trabajadores”.

No se resiste Perera a hacer un repaso por las sucesivas. “He ido a todas las Fiestas de Los Dolores de estos 25 años y he visto una muy buena evolución, con más artesanos y cada vez más presencia de las nuevas artesanías. Han mejorado ostensiblemente y ofrecen originalidad, calidad, y suponen la renovación de la propia artesanía, aunque entiendo que el Cabildo y las demás instituciones deben velar por la artesanía tradicional histórica de Lanzarote. Cuidarla y protegerla”.

“Yo admiro a los países –añade Perera- que conservan sus tradiciones, especialmente su artesanía y me muero de pena cuando veo que se pierden para siempre algunas técnicas y el uso de materiales. Para que, al menos, no se pierdan en la memoria, yo sugiero que se cree en Lanzarote un museo de la artesanía”.

También repasó la evolución Feria Insular de Artesanía por su puesta en escena. “En cuanto a su planteamiento, hubo años en que por su configuración la Feria de Artesanía quedó muy cerrada y yo creo que ésta debe ser abierta y diáfana, amplia, cómoda. En cualquier caso, ninguna isla ha hecho un esfuerzo tan grande como Lanzarote para crear un evento de esta magnitud y dotarlo de medios e infraestructuras. Un esfuerzo que hay que agradecerles tanto al Cabildo como al Ayuntamiento de Tinajo”.

“Para que, al menos, estas modalidades no se
pierdan en la memoria, yo sugiero que
se cree en Lanzarote
un museo de la artesanía”

Es tiempo de balance y la ex presidenta sostiene que “las expectativas y los objetivos iniciales se han logrado con creces. La necesidad de recuperar la artesanía así como una tradición social tan relevante como la romería y el folclore, con el Festival Nanino Díaz Cutillas, están sobradamente cubiertos. Y tiene un valor incalculable esta recuperación”. “La Festividad de Los Dolores –apunta la impulsora de este evento- es una obra humana construida sobre cimientos humanos, por eso es eterna. Los edificios se caen…”

En esta línea proteccionista de las tradiciones, la ex presidenta del Cabildo lanza al aire la sugerencia de “que se celebren los autos sacramentales con carácter lustral, para que no se pierdan”. “Es algo emocionante –señala- revivir la historia y el momento en que la Virgen detuvo el volcán que devoraba este lugar mágico de Lanzarote…”

“Deseo de todo corazón –apunta Perera- que celebremos estas fiestas con alegría y hagamos una clara y profunda reflexión sobre nuestro pueblo y su cultura. Porque a nosotros nos ha tocado el compromiso de alzarnos para sentirnos orgullosos de lo que somos y así poder compartirlo con los visitantes de otros lugares de Lanzarote. Por esto, no es casual que vengamos celebrando durante 25 ediciones la Feria Insular de Artesanía y el Festival Folclórico Nanino Días Cutillas. Este loable proyecto tiene que seguir adelante porque no es otra cosa sino la proyección de nuestro sentir más profundo, de nuestra sabiduría como pueblo histórico”.

“La Virgen no está sola. Cuenta con la inmensa mayoría de los lanzaroteños. Yo tengo fe en que vamos a salir con energías renovadas de la situación en la nos encontramos. Vayamos, pues, todos a la cita de la Virgen de los Dolores. Llenemos todos los caminos que conducen a Mancha Blanca y disfrutemos por unos días con alegría y en paz. Que todas las plegarias, los deseos y las promesas a la Virgen se vean cumplidas”, concluye.

FACEBOOK OFICIAL

TWITTER OFICIAL